Ambato mantiene “encendido” el legado de Juan Montalvo

0

Un 13 de abril de 1832, Ambato se ilumina con el nacimiento de Juan María Montalvo Fiallos, uno de los pensadores, políticos, ensayistas, escritores y sobre todo maestros más destacados del mundo de las letras, quien dio voz a las grandes denuncias de América y usó el poder de su pluma para combatir a los elementos de la tiranía que reflejaba el Ecuador de la época.

montalvo-02

Un 13 de abril de 1832, Ambato se ilumina con el nacimiento de Juan María Montalvo Fiallos, uno de los pensadores, políticos, ensayistas, escritores y sobre todo maestros más destacados del mundo de las letras, quien dio voz a las grandes denuncias de América y usó el poder de su pluma para combatir a los elementos de la tiranía que reflejaba el Ecuador de la época.

La vida y obra de Juan Montalvo yacen plasmadas en cada calle de la tierrita linda y sus seguidores están encaminados a decir la verdad con fuerza aquí o en cualquier lugar, puesto que el legado de aquel forjador de juventudes, inspira a ser justos y a forjar un mundo mejor.

Decía Montalvo: “La suerte de un pueblo está en manos de los jóvenes; los estudiantes son elementos del porvenir. ¡Desgraciado del pueblo donde los jóvenes son humildes con el tirano, donde los estudiantes  no hacen temblar al mundo!”.

En honor a aquel Juan Montalvo, el único que se atrevió a imitar a Cervantes, se celebra hoy el “Día del Maestro Ecuatoriano”, y los 184 años de su natalicio. El GAD Municipalidad de Ambato, encabezado por el alcalde Luis Amoroso Mora, se une a este homenaje al resaltar la transcendencia y profundidad de pensamiento que el escritor ambateño dejó en distintos ámbitos.

“Montalvo es un ejemplo  para la humanidad, pues fue un hombre que dedicó todo su esfuerzo para resaltar los verdaderos valores sobre la niñez, la verdad, el honor, la justicia, la inequidad, la barbarie y demás”, expresa el alcalde.

La comunidad ambateña y ecuatoriana recuerda esta fecha, para mantener viva la llama fulgurante de su pensamiento, de tal forma que se haga efectiva y evidente la transcendencia de sus ideas, acota Luis Amoroso.

 

Compartir:

Opinar