Historia de la Ciudad

TERREMOTO

Tras el sismo de la trágica tarde del 5 de Agosto de 1949 la ciudad quedó reducida a escombros, actualmente su adelanto material y económico es evidente, Ambato cuenta con casi todos los servicios que cuenta una ciudad moderna, la ruinas y la angustia quedaron atrás.

El terremoto dejó cincuenta poblaciones arrasadas, seis mil muertos y millones de pérdidas, quedando detrás de la devastadora hecatombe una secuela de destrucción en las provincias de Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo.

La floreciente y progresista ciudad de Ambato fue convertida en un montón de ruinas y el rescate de las víctimas fue un trabajo duro y doloroso que conmovió al país y al mundo.

 

La Iglesia Matriz sepultó a varios feligreses, entre los que se encontraban un grupo de niños que se preparaba para recibir su Primera Comunión. Un aspecto triste presentaba el parque Montalvo, en donde habrán desaparecido árboles y las flores; en sus jardines se habían cavado fosas para enterar muchos muertos por cuanto en el cementerio general no habrá lugar para depositar más cuerpos, los templos de Santo Domingo, La Merced también se fueron al suelo.

 

Más de la mitad de los edificios quedaron destruidos, mientras que los demás habrán quedado cuarteados e inhabitables. Una visión terrorífica presentaba la ciudad tres horas después de la tragedia, sus calles cubiertas de escombros, a cada paso había cadáveres, llantos y lágrimas se observaba por todo sitio, las plazas que ofrecían alguna seguridad, en prevención de nuevos temblores servían de refugio para miles de personas de toda condición social. La desgracia los había unido fraternalmente. El domingo 7 de agosto Ambato se había convertido en un cementerio, no había agua, ni luz.

Quizá lo más importante del desastre se registró en la Iglesia Matriz, lugar en el cual murieron muchas personas. Solo quedó las torres principales, el resto del edificio se había ido al suelo, luego las torres fueron derrocadas por constituir un peligro.

Ambato ha surgido de los escombros hacia nuevos horizontes de progreso y trabajo, gracias al entusiasmo, a esa voluntad férrea y fortaleza de sus hijos, Ambato, ciudad jardín, emporio de riqueza y generadora de bienestar, está ubicada entre las primeras ciudades del Ecuador.

 

PRIMERA IMPRENTA

 

La Imprenta adquirida por los Jesuitas fue instalada en Ambato y se llamó "IMPRENTA DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS " . Se ha dado como razón de esta circunstancia el hecho de que el Padre José María Maugeri, a quién por ello se lo considera como el iniciador de la imprenta en el territorio que actualmente forma la república del Ecuador , fuera el Superior del Colegio Ambato. Inaugurada la imprenta, comenzó a actuar como tipógrafo e impresor el hermano Juan Adán Schwartz, quién a la vez actuaba de portero y de despensero. El primer libro impreso en Ambato y, como consecuencia en el Ecuador, es el intitulado Piissima Erga Dei Genitricem devotio ad impetrandam gratiam pro Artículo Mortis San Buenaventura, publicado en 1755.


 

LA CONSTITUYENTE

 

El jefe Suprema convocó el 18 de Febrero de 1835 la Convención Constituyente en Ambato. Fueron elegidos para ella 45 diputados, 15 por cada distrito, y se reunió con solo 29, el 22 de Junio. Su presidente fue Olmedo , con el visto bueno de Flores, que dominaba la convención a través de sus partidarios. El 30 de Julio quedó aprobada la nueva Constitución, segunda de nuestra vida republicana, inaugurándose así la malhadada costumbre de cambiar de estatuto en cada revolución, en vez de limitarse a reformarlo. Tenía 112 artículos y 3 disposiciones transitorias, la primera de las cuales establecía que la Convención nombrase presidente de la república. Hecha la elección el 2 de Agosto, recayó en Rocafuerte, que juró su cargo el 8 y el 13 sancionó la Constitución. Vicepresidente fue nombrado Juan Bernardo de León

 

 

 

 

HISTORIA DE LA QUINTA LA LIRIA Y CONSOLIDACION  DE SU JARDIN BOTANICO.

 

Ambato ha sido y será siempre cuna de cultura, tierra de hombres ilustres, la familia Martínez Holguín ha dado grandes hombres y mujeres que han aportado grandemente a la ciudad provincia y país en varios campos, cultural, político, científico y en lo social. El Doctor Nicolás Martínez Vásconez, hombre visionario para su tiempo fue hijo de Don Tomás Martínez y de Doña María Juana Vásconez, contrajo matrimonio con la señora Adelaida Holguín y fueron padres de una ilustre prole; Nicolás Martínez fue hermano de Doña Josefa Martínez Vásconez madre a su vez de Don Juan León Mera Martínez

Los logros de la familia Martínez Holguín en todos los campos influyeron en el desarrollo del país marcando un hito en la historia de Ambato.

Es así como el Doctor Nicolás Martínez comienza adquirir algunos pedazos de terreno en el sector de Atocha con la idea de establecer su residencia junto a la propiedad de su hermana Josefa  quien ya vivía allí en compañía de su madre en común y de su pequeño hijo Juan León Mera Martínez.

Corría el año de 1849 y adquiere más pedazos de terreno al señor José López la primera parte incluía una media cuadra  y como había regresado ya de la capital cumpliendo varios cargos deseoso estaba de echar raíces definitivas, esto dio lugar al nacimiento de un sueño que él tenía tiempo atrás : crear un Jardín Botánico, el primero del Ecuador, para ese entonces ya construyó de a poco la casa de habitación propiedad a  la que denominó La Liria; siguió adquiriendo terrenos aledaños y sembrando árboles, especies diversas algunas traídas de otros lugares, creía el Doctor Martínez que la riqueza de la tierra dependía sólo del empeño que en ella se pusiera.

Para el año de 1874 La Liria era ya un verdadero vergel tenían 10 hectáreas debidamente sembradas donde se reflejaba la dedicación y el esmero de sus propietarios, además según Juan  León Mera, los productos agrícolas de La Liria gracias al buen juicio de su tío Nicolás llegaron incluso a participar en una exposición realizada en Buenos Aires donde obtuvieron algunos  premios por su gran calidad.

En la actualidad el Jardín Botánico Atocha – La Liria constituye una verdadera reserva de especies florísticas de la provincia y el refugio de más de trescientas especies de plantas en su mayoría nativas del ecosistema  de matorral seco propio de los valles; está ubicado en la Provincia de Tungurahua en la Parroquia Atocha-Ficoa una de las más antiguas de la ciudad  junto a las riberas del Río Ambato a 2520 metros sobre el nivel del mar, tiene en su entorno cerca de doscientas especies botánicas de las cuales siete son endémicas.

La presente administración municipal presidida por el Arquitecto Fernando Callejas Barona  toma a su cargo no solamente el dar vida al Jardín Botánico sino también la intervención arreglos y restauración de esta legendaria Quinta para emprender en la conformación de colecciones a través de adquisiciones de bienes culturales y bienes mediante compra y donaciones.

Esta administración ha procedido también a restaurar la Quinta de Atocha  de Don Juan León Mera  por tanto las dos casas hoy convertidas en museo están dentro del Jardín Botánico Atocha La Liria.

Actualmente  la administración se encuentra recuperando los jardines del mundo, la extensión actual abarca 14 hectáreas asentadas en suelo de origen volcánico donde se aprecia también las características más importantes del entorno manifestadas en la presencia de un propio ecosistema, un río una quebrada, y cantidad de especies botánicas que permiten observar una secuencia del paisaje con hermosas vistas; este ambiente constituye una reserva de recursos naturales y de su única biodiversidad, lugar donde se suscitaron importantes acontecimientos históricos.

En el Jardín Botánico se puede observar varias zonas de vegetación ejemplo zonas de palmas, zona de árboles exóticos, zona de aguacollas , bosque de drago, zona de eucaliptos , huertos frutales, zona de nogales y cedros, zona de cactus, matorral nativo etc.., entre las más de 200 especies de plantas ya mencionadas  y de acuerdo a la nomenclatura científica se las puede agrupar en 151 géneros y 79 familias botánicas incrementándose por la formación del huerto de frutas andinas, jardines de plantas shamánicas y medicinales, y jardines de plantas ornamentales.