Juan Montalvo y su pensamiento religioso

0

Ambato, 05 de septiembre.- La semana pasada el alcalde de Ambato, Luis Amoroso Mora, se reunió con el cubano escritor, periodista, profesor de periodismo de la Universidad San Francisco de Quito y subdirector del Diario La Hora, Alejandro Querejeta Barceló, autor del libro “Juan Montalvo y Yo, Vida Alta y Profunda”, para remembrar la evolución del pensamiento religioso del ilustre ambateño.

_MG_5010

En entrevista con el sistema de comunicación del GAD Municipalidad de Ambato, Alejandro Querejeta habló sobre la sempiterna visión democrática del ensayista y novelista Juan María Montalvo Fiallos quien influyó, en parte, en el pensamiento del político, republicano, democrático, pensador, escritor, periodista, filósofo y poeta cubano José Martí, quien coleccionaba toda la obra del ilustre ambateño y se refería al trabajo del Cosmopolita como “La Prosa de Trueno de Montalvo”.

Al conocer a tan importante referente político, contó Querejeta, no dudó en visitar la tierra del ilustre escritor para estudiar su vida y obra cuando llegó al Ecuador, hace 25 años. Luego, el editor ecuatoriano Javier Michelena le invitó a que participara en un proyecto en donde se difundiera el pensamiento montalvino y aceptó sin objeción, dedicando sus días a la vida de Montalvo durante 6 años.

El literato cubano leyó el libro del escritor ecuatoriano Gustavo Vásconez Hurtado donde se relataba, en forma de novela biográfica, la vida de Montalvo lo cual le dio una pauta para crear una obra donde se ilustre a Montalvo bajo ese género en vez de un erudito ensayo.

“No traté de hablar de Montalvo insultador ni peleador a la palestra política, sino quise mostrar al ser humano de Montalvo y sus tragedias”, enfatizó Querejeta.

Las sociedades bíblicas estuvieron muy interesadas en Querejeta para trabajar en un proyecto investigativo sobre la influencia de la Biblia y el cristianismo en la literatura latinoamericana y, sin pensarlo, el escritor sugirió trabajar en Montalvo por lo que nació el libro “Juan Montalvo y Yo, Vida Alta y Profunda” que presenta una evolución del pensamiento religioso del ambateño.

“Montalvo fue un hombre que se enfrentó a la jerarquía católica de esa época y en uno de sus libros que se llama el “Mercurial eclesiástica” está prácticamente escrito a raíz de la incursión de los “Siete Tratados” que era el gran libro del escritor ambateño, censurado por la Iglesia Católica”, indicó Querejeta.

Querejeta explicó que entrevistó a un sacerdote católico, conocido de Montalvo en su juventud, para que dialogue sobre él, su fe y su religiosidad. De allí surge la novela biográfica “Montalvo y Yo” porque la narra el viejo amigo religioso y se reconstruyen escenas, paisajes, situaciones y atmósferas alrededor de la vida del ilustre.

A decir del escritor, dentro de la Iglesia Católica hubo una corriente de pensamiento en el que se planteaba una suerte de incidencias con respecto a la jerarquía eclesiástica y muchos sacerdotes. Profesores de la Universidad de Imbabura, en un texto periodístico, informaron que los clérigos leían secretamente sobre las obras de Montalvo, dándole una pauta sobre la gran influencia religiosa que tenía el ambateño en el país y en el mundo.

“Esa actitud con respecto a la ideas montalvinas estaba dada por el problema de la necesidad de la separación del Estado de la Iglesia”, sostuvo Querejeta y añadió que la obra “Siete Tratados” fue escrita en su tiempo de exilio, en Ipiales, en donde sin recursos bibliotecarios y en precaria condición de vida, enunciaba citas bíblicas de memoria. Ahora Montalvo vive en el siglo XXI por sus ideales sobre la democracia como un sistema perfectible, su conducta cívica, su ética y entrega a su patria.

“La última carta de Montalvo dirigida a su hermano Francisco Montalvo enunció: Pancho despreocúpate porque ni Dios ni los hombres me han faltado… Si pudiera ir a Ambato, me curaba, reflejando así su amor a la patria”, finalizó Alejandro Querejeta. (NBG)

 

Compartir:

Opinar