Prevención y control en la feria de autos usados

0

Ambato, 09 de mayo.- El GAD Municipalidad de Ambato, realiza operativos de control y prevención en la conocida feria de autos usados, ubicada en los 3 kilómetros de la vía que conduce a la parroquia Picaihua.

IMG-20160509-WA0008[1]

Este espacio tiene lugar los lunes y martes de cada semana y se exhiben cerca de 4 mil automóviles de todos los modelos, marcas y años. Más de 8 mil personas de todas partes del país acuden al sitio durante estos días, para comprar o vender vehículos.

La cantidad de transacciones económicas y comerciales que se realizan, han obligado a la municipalidad de Ambato y a varias entidades del Estado como el Servicio de Rentas (SRI), la Policía Nacional, entre otras, a coordinar y redoblar esfuerzos para que dichas transacciones se cumplan en condiciones de transparencia y con todos los requisitos que determina la ley.

 “Miles de personas de todas partes del Ecuador acuden al lugar para comprar o vender sus vehículos. Tenemos denuncias sobre problemas de movilidad, vehículos sin papeles en regla, autos robados o alterados, estafas, adulteración en contratos y números de chasis y motor, cobros excesivos en la vía pública, etc. La idea es detectar a tiempo y prevenir estas irregularidades; no es cuestión de perseguir a la gente, sino actuar de manera ordenada”, dijo Cecilia Naranjo, directora del Consejo Municipal de Seguridad Ciudadana (Comseca).

De otro lado, Paco Urrutia, director de la Dirección de Tránsito, Transporte y Movilidad del GADMA (DTTM), coincidió que las regulaciones procuran una feria segura, ordenada y de respeto entre los compradores y vendedores. “Estamos operativos con los Agentes Civiles de Tránsito desde las 02h30 hasta que culmine el evento; los controles preventivos se mantendrán de manera continua con la finalidad de que este espacio se enmarque dentro de los parámetros legales, puesto que aquí se mueven cantidades considerables de dinero”, dijo.

Existe la Ordenanza para el Cobro por Ocupación Transitoria de la Vía, en la Compra y Venta de Automotores en la Avenida Galo Vela y Aledañas de la Parroquia Picaihua, que en su artículo 1, determina el tema del pago de la tasa de utilización de la vía pública, que es de apenas 80 centavos para los vehículos livianos de hasta 4 toneladas de capacidad y 1 dólar para los automotores pesados que sobrepasen las 8 toneladas de capacidad.

Cabe recordar las recomendaciones de la Policía Nacional, sobre verificar que el número de chasis y motor coincidan con la matrícula del automotor.

Norma Guerrero, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Vehículos Usados Tungurahua, apoyó este tipo de controles y felicitó a las autoridades municipales por atender rápidamente el pedido del gremio y de los moradores del sector de contrarrestar las irregularidades detectadas.

 “La mayoría de comerciantes no cumplen, hay contratos en blanco que luego son notariados en otras ciudades sin la presencia de los dueños del auto, eso es ilegal. Por eso respaldamos los operativos de control. El señor alcalde escuchó de primera mano nuestras necesidades y nos atendió. Han pasado apenas 2 semanas de los controles y ya se evidencian resultados positivos, puesto que hay menor congestión vehicular en la zona y los usuarios están realizando sus negocios en regla”, contó Guerrero.

El GADMA, busca que este tipo de espacios fomenten el comercio en la ciudad, pero de una manera regulada, con un tratamiento adecuado, que garantice al usuario la seguridad al momento de comprar o vender un vehículo. (AJ)

Compartir:

Opinar