Ser bombero es más que una profesión, es un estilo de vida

0

Ambato, 10 de octubre.- Dar la vida por el otro, tener temple y pensar objetivamente en un momento de angustia, de desesperación y de dolor, son unas de las tantas cualidades de un bombero que pone su vida al servicio de su ciudad.

_mg_2226

Para enaltecer la noble labor que realizan los “Casacas Rojas”, la Empresa Municipal Cuerpo de Bomberos de Ambato-Empresa Pública realizó varias actividades, desde el lunes 03 hasta el lunes 10 de octubre por el Día del Bombero Ecuatoriano.

“Uno de los objetivos de esta administración es ejecutar proyectos humanistas donde también nuestros bomberos tengan la oportunidad de crecer como personas y profesionales, por ello, ahora los casacas rojas se profesionalizan de manera integral en el Centro de Formación y Entrenamiento de la Empresa Municipal Cuerpo de Bomberos de Ambato – Empresa Pública (EMBA-EP), calificado como el mejor del Ecuador”, comentó el alcalde de Ambato, Luis Amoroso Mora, quien a su vez manifestó el menester de reconocer todo lo que este grupo de especialistas ha realizado por su comunidad, como buenos seres humanos y mejores servidores públicos.

Edward Gaibor, Gerente del Cuerpo de Bomberos de Ambato, informó que desde el lunes 03 de octubre se han realizado varias actividades para conmemorar esta importante fecha como la exposición del entrenamiento bomberil, el minuto cívico en el Parque Cevallos, el encuentro interno futbolístico y las mañanas recreativas con la sociedad, culminando la jornada con la feria bomberil que tuvo la finalidad de exponer las destrezas de los profesionales, los servicios y toda la labor que realiza un bombero; y con un acto solemne en la tarde de este lunes 10 de octubre en el Salón de la Ciudad.

“Un bombero solventa todas las emergencias que se suscitan a diario, ofreciendo su vida por el otro, pues ser bombero es más que una profesión, es un estilo de vida”, acotó Gaibor.

“Un vez fui testigo de cómo un bombero rescataba a una persona del agua, percibí la valentía mezclada con el dolor y el miedo, y por inercia colaboré en ese suceso que me marcó para toda la vida; y desde ese momento supe que quería ser un ángel de fuego, comentó Cristian Mecías, bombero especializado en el área de rescate en agua.

Alexandra Castro, aspirante para ser bombero, indicó que es un orgullo salvar vidas a través de esta profesión porque esa es la labor que Dios enseña a la humanidad.

En el evento participaron los Cuerpos de Bomberos de Guano, Riobamba y Píllaro; y estudiantes de las unidades educativas del cantón como Luis A. Martínez, San Alfonso, Teresa Flor y la Guardería Lemcis. (NBG)

 

Compartir:

Opinar